sábado, 11 de diciembre de 2010

Lita Ford "Playin' with fire"



Carmelita Rossanna Ford, más conocida como Lita Ford, es una vocalista y guitarrista de Hard Rock, que alcanzó la popularidad en la década de finales de 1980.

Famosa por sus idilios musicales, a parte de aparecer en un episodio de la mítica serie “El equipo A”, Lita es famosa por ser cofundadora junto a Joan Jett de una de las formaciones más míticas del Rock femenino junto a Vixen. Lita dejó a sus The Runaways para iniciar su carrera en solitario con su Hard Rock Americano de esta etapa.

Después de su éxitoso "Lita", con su entrada en el top 10, y "Stiletto", en 1991 sacó el disco "Dangerous curves", con canciones como "Shot of poison" y este "Playin' with fire", nominada para un Grammy, que no obtuvo tanto éxito como se pensó que tendría. Esta canción es sin duda una de mis preferidas, con fuerza y melodía, recomendada encarecidamente para cualquier oído.

Como se enciende una hoguera avivada por el viento que sopla, así se enciende la vida cuando una chispa de amor cae en ella... Llamaradas de pasión funden a un corazón exhausto por la espera... Lenguas de fuego devoran las ansias del que lo entrega... Jugar con fuego... es conjurar tristezas, es destruir distancias, es desafiar las penas. Jugar con fuego, con el fuego del amor, es como insultar al miedo: es derrotar al tiempo, que impuso barreras al afecto. Que no termine nunca esta demandante adicción de esperar todo de ti... jugando con tu fuego... sin temor a quemarme...


Pude ver un extraño fuego ardiendo en ti
La primera vez que miré en tus ojos.
Podía sentir que las chispas volaban peligrosas
Directas a este corazón mío.

Ahora, no tengo miedo a tomar las cosas que quiero
No creo que el mundo va a cambiar para mí
Así que me tomaré el amor que necesito

Estábamos subiendo alto, como llamas contra el cielo
Inocentes y salvajes, que fueron jugando con fuego
Demasiado caliente al tacto, no se puede llamar amor
Pero está lo suficientemente cerca de estar jugando con fuego
Estamos jugando con fuego

Pude ver un lado oscuro al rozar tu alma
El riesgo es dulce como el pecado
Siento tus labios que me engullen,
Encendiendo mi piel.

Y estoy cansado de perder todo mi precioso tiempo
Me gusta la manera en que siento cuando estás en mi mente
No es ningún delito

Estábamos subiendo alto, como llamas contra el cielo
Inocentes y salvajes, que fueron jugando con fuego
Demasiado caliente al tacto, no se puede llamar amor
Pero está lo suficientemente cerca de estar jugando con fuego
Estamos jugando con fuego

En las largas noches nos quemamos,
Atrapados en un fuego salvaje, fuera de control
Estamos jugando con fuego.

domingo, 5 de diciembre de 2010

First Signal "First Signal"



¿Algún nostálgico de Harem Scarem entre los presentes? ¡Enhorabuena! First Signal, el nuevo proyecto del vocalista Harry Hess, llega para llenar el vacío dejado por Harem Scarem, ofreciendo un Hard Rock que sigue fielmente la línea marcada por el malogrado combinado canadiense.

Harem Scarem se despidieron en 2008 con un buen disco que salió al mercado con el nombre “Hope”. Quizás anunciaba la esperanza de nuevos horizontes, de nuevos caminos, de nuevos grupos y sonidos. Sin lugar a dudas “First Signal” es un nuevo grupo (solo Harry Hess y Darren Smith fueron miembros de Harem Scarem), pero a pesar de contar con un sorprendente elenco de músicos encargados de la composición de este disco y pese a que Harry apenas ha tenido mano en la formación de estas canciones, el resultado sonoro de First Signal recuerda mucho al sonido que Harem Scarem ofrecieron en su primera etapa. La retirada del grupo canadiense fue un jarro de agua fría para muchos fans del género y este disco es justo lo que hacía falta para reflotar las esperanzas perdidas.

Cortes como “First Signal”, “Feels Like Love This Time” o “Into The Night” nos ofrecen una dosis muy bien recibida de Hard Rock Melódico del primer nivel, tal y como cabría esperar del elenco de músicos de primer nivel que participan tanto en su interpretación como en la labor compositiva, y de un sello tan dedicado al género como es Frontiers Records. No hay mucho más que añadir sobre este lanzamiento: todo el mundo conoce el sonido de Harem Scarem y este lanzamiento lo reproduce de forma fiel y nos permite disfrutar, una vez más, de la característica voz de Harry Hess. El álbum se muestra como una apuesta sólida en la que el feeling prima sobre la innovación o el virtuosismo, facilitando la labor interpretativa del grupo.

Un disco que me ha convencido, por fin con Harry Hess poniendo su magnífica e inconfundible voz al servicio de unas buenas composiciones y una no menos buena producción, dando como resultado en mi opinión lo mejorcito grabado por el canadiense en muchos años. Se trata, a todas luces, de un disco que complacerá las expectativas de todos los fans del género y especialmente de los que fueron seguidores de Harem Scarem. Merece la pena darle una oportunidad. Muy recomendable.